Vitral Turistico - El arte de viajar bien

La mágia de viajar

El mundo entero es mágico, sobre todo México, es un país que en cada rincón de su territorio te deleita con grandes atractivos naturales, históricos y socioculturales, es ahí cuando descubres su magia, cuando todo eso se une regularmente en un solo destino. Es por ello que cuando viajamos buscamos magia que se convierta en experiencias y sensaciones que hagan la diferencia entre viajar y conocer.

El Estado de México encanta con su magia (Primera Parte)
Posteado por Rodrigo Suárez Estévez 06/02/2017 La mágia de viajar
Blog Vitral Turístico
El Estado de México encanta con su magia (Primera Parte)

En esta ocasión decidí a viajar al interior de mi estado, el Estado de México, tengo que admitir que es un gran destino turístico, una entidad que lo tiene casi todo, muchos me dirán que no tiene playa, que por tal motivo pierde su encanto, yo digo lo contrario, es ahí donde radica su maravillosa vocación turística, esa es su mayor fortaleza, gracias a ese pequeño detalle logra cautivar a cualquiera.
En el viaje, me propuse visitar los Pueblos Mágicos, por cierto, es una de las entidades que más municipios tiene con este nombramiento, otorgado por la Secretaria de Turismo, lo que busca la dependencia con esta denominación, es que se identifique a las municipalidades que salvaguardan sus atributos simbólicos, leyendas e historia, que provienen de cada manifestación social o cultural, demostrando su riqueza impregnada en sus calles, es más extensa la explicación, se las debo para otra ocasión.
Regresando al viaje, no es de un solo día obviamente, lo puedes realizar en más de 3 días, es importante decidir por donde iniciar, esa decisión te la dejo a ti, en esta ocasión una probadita de mi mágica aventura. Yo inicie la aventura por el primero en aparición, es decir, por el municipio que lleva más tiempo con el nombramiento de Pueblo Mágico.
Me dirigí entonces a Tepotzotlán, Patrimonio de la Humanidad que guarda un toque de provincia colonial, la visita obligada primero que otra cosa, es visitar su mercado de antojitos para tener energía y conocer a pie el El Colegio de San Francisco Javier, hoy Museo Nacional del Virreinato, obviamente inicias la visita desde la plaza de la Cruz que lleva su nombre por la Cruz Atrial labrada con diversas imágenes de la Pasión de Cristo, muy cerca del centro encontré los Arcos del Sitio y visite también el Parque Ecológico Xochitla.
El segundo pueblo mágico que visite fue El Oro, municipio bellísimo, con gran historia y cultura, tuvo su esplendor con la explotación de las minas de oro, plata y zinc, con una exquisita arquitectura, ejemplo de ésta son: su famoso Teatro Juárez y su Palacio Municipal con decoración Art Nouveau, me sentí en algún momento en una provincia francesa o inglesa por su toques neoclásicos, me dirigí a la Presa Brockman para aprovechar el paisaje y de una muestra de las bellezas naturales del territorio mexiquense.
Convencido de mi viaje, me traslade a Metepec para pernoctar, encontré muchas opciones de hospedaje, me decidí por un hotel cerca del pueblo, sus calles adoquinadas nos invitan a caminarlas, en el recorrido me encontré con la calle de las artesanías, donde encontré diferentes representaciones de artesanos, alfareros y hacedores de vitrales y la gran mayoría de barro su principal atractivo turístico, su ex convento del siglo XVI de estilo Barroco también lo distingue, no olvide darme una vuelta por las opciones de la vida nocturna, hay para todos los gustos y para todos los bolsillos.
A la mañana siguiente tome camino al sur de la entidad, donde me esperaba un municipio enigmático, me refiero a Malinalco, lo describo como un pueblo privilegiado, su historia y cultura lo hacen poseer un pasado enigmático, además la primavera que pocas veces lo abandona, me permite relajarme y respirar, su abundante vegetación me cautivo, visite dos de sus principales atractivos el Santuario de los Guerreros Águila y Jaguar, zona arqueológica con un basamento piramidal monolítico y su ex convento Agustino del Divino Salvador, no perdí la oportunidad de caminar su calle empedradas hasta llegar a las famosas truchas, donde me atendieron como un rey y disfrute un manjar.
Por último y no menos importante que los cuatro anteriores es Valle de Bravo, un paraíso natural de belleza sin igual, me dieron ganas de nadar en su lago, sin embargo decidí recorrerlo en bote y conocer la arquitectura de las casas de fin de semana, conocí antes de llegar al embarcadero la casa de cultura del municipio donde me encontré con exposiciones de artistas locales, ahí me recomendaron ir a la cascada velo de novia, me quede admirado por su caída de 35 metros y su belleza, por último e invocando mi espíritu ecologista me traslade al santuario de la Mariposa Monarca ubicado en Piedra Herrada muy cerca de valle.

Desafortunadamente se me termino el tiempo en este viaje, pero tendré oportunidad de platicarles con lujo de detalle cada uno de estos Pueblos Mágicos en el Estado de México, porque lo viví con magia te invito a visitarlos.

Continua...


Vitral Turístico
MÁS ARTICULOS RELACIONADOS
Turismo, ¡lo vivo y lo respiro!
Rodrigo Suárez Estévez - 27/02/2017
El Estado de México encanta con su magia (Segunda Parte)
Rodrigo Suárez Estévez - 13/02/2017
EL turismo en nuestras vidas
Carlos Gutierrez - 30/01/2017
Malinalco una experiencia mística
Rodrigo Suárez Estévez - 01/10/2016
TÓPICOS
RECOMENDADOS
El Santuario del Señor de Chalma
2017-04-12
Redacción Vitral Turístico
Corredores Volcanes
2017-04-11
Redacción Vitral Turístico
EL turismo en nuestras vidas
2017-01-30
Carlos Gutierrez
Informate
2016-08-21
Rodrigo Suárez
INSTAGRAM
TWITTER