Vitral Turistico - El arte de viajar bien

La mágia de viajar

El mundo entero es mágico, sobre todo México, es un país que en cada rincón de su territorio te deleita con grandes atractivos naturales, históricos y socioculturales, es ahí cuando descubres su magia, cuando todo eso se une regularmente en un solo destino. Es por ello que cuando viajamos buscamos magia que se convierta en experiencias y sensaciones que hagan la diferencia entre viajar y conocer.

Malinalco una experiencia mística
Posteado por Rodrigo Suárez Estévez 01/10/2016 La mágia de viajar
Blog Vitral Turístico
Malinalco una experiencia mística

Toda una aventura mi experiencia de viaje, en un lugar mágico que tiene una armonía sin igual, prehispánico y colonial, el verde de su vegetación y lo cobrizo de su adobe me hipnotizó.

Un pueblo privilegiado, lo forjan la historia y la cultura de un pasado enigmático, pocas veces lo abandona la primavera, tiene tanto que ofrecer este Pueblo Mágico mexiquense, un solo día no basta para recorrerlo, así como un libro no seria suficiente para relatarte su grandeza, intentaré compartir lo mas interesante del lugar.

Leyenda, es un golpe a la imaginación, que si lo deseas puedes transportarte a cualquier época, en esta ocasión deje volar la imaginación y me transporté a la época de los aztecas, donde Malinalxoch o Malinalxochitl era la diosa hermana de Huitzilopochtli, la quimera cuenta que era ambiciosa, además de sacerdotisa y hechicera, relata que podía controlar a los animales con sus poderes, durante el caminar de los Aztecas rumbo Aztlán, se reveló contra su hermano, por lo que Huitzilopochtli la abandonó, ella tuvo que seguir un camino distinto y se estableció en Malinalco. Uno adora este tipo de historias que le dan interés y vida a un lugar, el cual conoceremos en breve.

El viaje dura aproximadamente dos horas desde la Ciudad de México, pasando por Toluca la Bella custodiada por el Xinantécatl, me dirigí rumbo al suroeste del Estado de México, transitando entre diferentes vegetaciones, climas y costumbres, me embriague con la figura de la carretera, que de pronto, observe su paisaje majestuoso, equilibrado por el tiempo, al entrar al pueblo, sentí lo especial del lugar, inicie el recorrido caminando sus calles empedradas y disfrute de su arquitectura colonial, percibí la calma, basto un momento para imaginar el olor a copal de una ceremonia prehispánica o percibir el olor a incienso desde su ex convento del siglo XVI.

No hay nada más enigmático que una construcción antigua, habla por sí misma, me refiero al ex convento de la Transfiguración, gracias a sus sobrias paredes amuralladas de un grosor singular me transportaron sin querer a la época plateresca, fue construido y terminado por la orden evangelizadora de los Agustinos aproximadamente en el año de 1571. La fachada del convento o el llamado portal de peregrinos resaltan por sus elementos platerescos muy sutiles, como sus pilastras o sus arcos de medio punto.

Dicen que el tiempo lo borra todo, pero también el tiempo lo guarda todo, me refiero a sus frescos al interior del ex convento, únicos en el mundo, donde desde cualquier ángulo me pude deleitar con el arte que los Tlacuilos (artistas indígenas), su astucia y creatividad me envuelven, me cuentan con una fidelidad exuberante la grandeza del lugar en aquellos tiempos.

Al salir por la entrada principal gire hacia el noroeste, donde coquetamente se asomaba en lo alto del cerro, la zona arqueológica única en América, me refiero a la zona del Cuauhtinchan, me asombro su misticismo con su edificio monolítico –tallado de una sola piedra- llamado Cuauhcalli, que significa “casa del sol” o “casa de las águilas”, aquí estaba ceñido un centro ceremonial, donde los hombres iban dejando atrás el valle, ascendiendo la cumbre, entusiasmados para ser ordenados o bendecidos para ser guerreros águila o jaguar. Imponente zona arqueológica enclavada en el cerro de los ídolos.

Interminable resulta describir Malinalco, el contacto con la naturaleza y la historia es inminente, sin embargo disfrute también, caminar por sus calles y senderos, visitar sus museos, admirar sus pinturas rupestres, la aventura de sus deportes al aire libre, incluyendo extremos y de aventura, te invito a que lo visites, seguro estoy que no te defraudara, como este pueblo mágico no hay dos.


Vitral Turístico
MÁS ARTICULOS RELACIONADOS
Turismo, ¡lo vivo y lo respiro!
Rodrigo Suárez Estévez - 27/02/2017
El Estado de México encanta con su magia (Segunda Parte)
Rodrigo Suárez Estévez - 13/02/2017
El Estado de México encanta con su magia (Primera Parte)
Rodrigo Suárez Estévez - 06/02/2017
EL turismo en nuestras vidas
Carlos Gutierrez - 30/01/2017
TÓPICOS
RECOMENDADOS
El Santuario del Señor de Chalma
2017-04-12
Redacción Vitral Turístico
Corredores Volcanes
2017-04-11
Redacción Vitral Turístico
EL turismo en nuestras vidas
2017-01-30
Carlos Gutierrez
Informate
2016-08-21
Rodrigo Suárez
INSTAGRAM
TWITTER