Vitral Turistico - El arte de viajar bien
Santuario La Mesa
Posteado por 05/02/2016
Blog Vitral Turístico
Santuario La Mesa
Cuando decidimos viajar a un lugar determinado, el desplazamiento siempre es motivado por algo que nos despierta el interés, en este caso, decidí hacer una serie de viajes para conocer los sitios conocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el Estado de México.

Motivado por el contacto con la naturaleza, mi viaje fue a uno de los santuarios de la Mariposa Monarca, el cual está considerado dentro de la Reserva de la Biosfera declarada desde 2008, el Santuario La Mesa, además de mi motivación principal, despertó en mí el interés de conocer el fenómeno migratorio de la Mariposa Monarca en vivo, fue entonces que elegí este santuario en el municipio de San José del Rincón.

Algo que me sorprendió gratamente es que el fenómeno solo sucede durante la época invernal, es decir, entre principios de noviembre y finales de marzo, así que estoy a tiempo de disfrutarlo.

Desde la Ciudad de México inicio mi aventura, decidí tomar carretera, así que me dirigí hacia la capital mexiquense, sin detenerme en ella, continúe mi camino rumbo al municipio de Villa Victoria donde tome la desviación hacia el Pueblo Mágico de El Oro - que ya tendré oportunidad de visitarlo y platicarles de él- entre paisajes pintorescos de la provincia mexiquense logre llegar a la desviación de la Comunidad Guadalupe el Chico, la misma que conduce a La Mesa.

Cuando llegue a La Mesa, descubrí un paraje amplio con una cabaña para disfrutar de alimentos típicos como quesadillas y otros más elaborados, también la entrada a un bosque de oyamel que me esperaba ansioso, emocionado de poder recorrerlo y llegar hasta donde puedes disfrutar de los arboles repletos de mariposas. La visita a las colonias de hibernación es guiada, por lo que tuve que contratar a un guía local para que me condujera a ellas.

Después de un tiempo moderado recorriendo el bosque por veredas y caminos ya trazados, te encuentres en el santuario, no esperes ver un lugar delimitado, es más una zona profunda del bosque, estando ahí, en una de las zonas más densas, descubres algo trágico aunque necesario, observas gran cantidad de especímenes en el suelo, algunos destrozados por la pisada de los visitantes y otros devorados por otras especies del lugar, que al final eso no es tan trágico ya que es cadena alimenticia, por tal motivo evita traerte algún recuerdo.

Lo que sorprende más, es admirar los arboles de oyamel poblados de raíz a copa, abrazados por miles de mariposas hibernando, asombra la fortaleza de la especie que logra volar desde Canada hasta México, para regresar con nuevos bríos a su país de origen al final de la época de invierno.

Bríos los que yo absorbí en mi visita, que al regresar al paradero a caballo e iniciar mi retorno a casa, me traían absorto, pues como disfrute mucho de mi visita, en resumen, viaje redondo en toda la extensión de la palabra, así que te invito a que vueles sin despegar los pies del suelo y disfrutes tú mismo de la experiencia, ya sea en una escapada de ida y vuelta como yo, o plan de fin de semana.

Vitral Turístico
DATOS PARA UN VIAJE EXITOSO
RECOMENDACIONES PARA TU VIAJE
BITÁCORA
Turismo, ¡lo vivo y lo respiro!
2017-02-27
Rodrigo Suárez Estévez
EL turismo en nuestras vidas
2017-01-30
Carlos Gutierrez
Malinalco una experiencia mística
2016-10-01
Rodrigo Suárez Estévez
DESTACADOS EN INSTAGRAM
TWITTER
MÁS ARTICULOS RELACIONADOS
Turismo, ¡lo vivo y lo respiro!
Rodrigo Suárez Estévez - 27/02/2017
El Estado de México encanta con su magia (Segunda Parte)
Rodrigo Suárez Estévez - 13/02/2017
EL turismo en nuestras vidas
Carlos Gutierrez - 30/01/2017
Malinalco una experiencia mística
Rodrigo Suárez Estévez - 01/10/2016
Rebozo de Tenancingo
- 12/03/2016