Vitral Turistico - El arte de viajar bien
El Acueducto de Xalpa
Posteado por 03/02/2016
Blog Vitral Turístico
El Acueducto de Xalpa
Un viaje sin igual es ir a conocer el Acueducto de Xalpa, construido a principios del siglo XVIII por frailes Jesuitas para poder suministrar de agua a la hacienda del mismo nombre, me imagino que ustedes se preguntarán ¿Dónde queda? La respuesta es tan sencilla como inverosímil, se encuentra dentro del municipio de Tepotzotlán, siguiendo por la carretera hacia Villa del Carbón en el Estado de México, a tan solo a hora y media saliendo de la Ciudad de México, este acueducto es más conocido como “Los Arcos del Sitio”.

Como en mi viaje estaba considerado pernoctar, prepare todo para poder disfrutar del hotel de mil estrellas que es tan extravagante y reconfortante como un resort en cualquier parte del mundo, con pequeñas diferencias que solo pocos atesoramos -es en el Parque Ecoturístico Arcos del Sitio donde puedes encontrar un área de acampado- por lo que acomode mi tienda y me dispuse de disfrutar del lugar.

El lugar me propuso practicar una de las actividades que más disfruto, el ecoturismo; el contacto con la naturaleza a través del senderismo fue sin igual, el simple hecho de caminar adentrándome a lo desconocido, guiándome por la misma naturaleza, eso si no deje de percibir la grandiosidad del acueducto, un golpe a la imaginación me vino al tratar de percibir cómo era el lugar en su época de esplendor, cuando se escuchaba aún correr el agua a través del acueducto.

Me di el tiempo de recorrer el lugar, disfrutando de los 43 arcos divididos en cuatro niveles, alcanzando una altura de 61 metros y una longitud de 438 metros que conforma la estructura principal del acueducto, aunque con una construcción muy sencilla, pero por donde lo observes te muestra su grandeza, durante mi caminata descubrí la posibilidad de practicar la escalada y el rappel de forma segura, siempre con el equipo adecuado y con el asesoramiento de profesionales, baje por paredes con caídas de aproximadamente 12 metros, también existe la posibilidad de practicar la bici de montaña caminar a través de un puente colgante y lanzarte por tirolesa.

Una experiencia extraordinaria, altamente recomendable para pasar un fin de semana con la familia, conectándose con la naturaleza y la cultura, si decides aventurarte te llenará y cargará de energía, no olvides de regreso a tu destino hacer la parada obligada en el Pueblo Mágico de Tepotzotlán, pero esa es otra historia.

Vitral Turístico
SECCIONES
RECOMENDACIONES
BITÁCORA
Turismo, ¡lo vivo y lo respiro!
2017-02-27
Rodrigo Suárez Estévez
EL turismo en nuestras vidas
2017-01-30
Carlos Gutierrez
Malinalco una experiencia mística
2016-10-01
Rodrigo Suárez Estévez
INSTAGRAM
TWITTER
MÁS ARTICULOS RELACIONADOS
Turismo, ¡lo vivo y lo respiro!
Rodrigo Suárez Estévez - 27/02/2017
El Estado de México encanta con su magia (Segunda Parte)
Rodrigo Suárez Estévez - 13/02/2017
EL turismo en nuestras vidas
Carlos Gutierrez - 30/01/2017
Malinalco una experiencia mística
Rodrigo Suárez Estévez - 01/10/2016
Rebozo de Tenancingo
- 12/03/2016